Sistema de Formación Profesional para el Empleo en el ámbito laboral

9 noviembre, 2015Leave a reply

El sistema de formación profesional para el empleo en el ámbito laboral está constituido por el conjunto de iniciativas, programas e instrumentos que tienen como finalidad impulsar y extender entre las empresas, ocupados y desempleados una formación que responda a las necesidades del mercado laboral y esté orientada a la mejora de la empleabilidad de los trabajadores y la competitividad empresarial.

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social, con la colaboración de las CCAA, elaborará un escenario plurianual de la formación profesional para el empleo y desarrollará un sistema de observación y prospección del mercado de trabajo para intentar detectar y anticipar los cambios en las demandas de cualificación y competencias del tejido productivo.

El sistema dispondrá de financiación suficiente, que incluirá la proveniente de la cuota de formación profesional, con el fin de otorgarle estabilidad al propio sistema. Esta financiación deberá gestionarse en régimen de concurrencia competitiva abierta a todos los proveedores de formación, acreditados y/o inscritos, para la impartición de toda la programación formativa aprobada por las distintas Administraciones públicas.

Las Administraciones públicas competentes promoverán el mantenimiento de una red de entidades de formación, públicas y privadas, que junto a sus centros propios, garantice una permanente oferta de formación profesional de calidad. En el nuevo modelo participarán tanto las empresas de formación privadas como las públicas.

Asimismo, se realizarán un seguimiento y control de los cursos, que comprenderá la totalidad de las iniciativas y modalidades de impartición. Para ello, reforzarán sus instrumentos y medios de control, así como su capacidad sancionadora a través de una Unidad Especial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Ley de Cualificaciones y Formación Profesional

5 noviembre, 2015Leave a reply

Las ofertas públicas de formación se intentan diseñar en función de las necesidades del mercado de trabajo y de las cualificaciones profesionales necesarias.

El sistema parte del Catálogo Nacional, que ordena las necesidades formativas del sistema productivo en función de las competencias (conocimientos y capacidades) apropiadas para el ejercicio profesional que sean susceptibles de reconocimiento y acreditación.

Los Certificados de Profesionalidad son el instrumento de acreditación oficial de las cualificaciones profesionales del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales en el ámbito de la administración laboral.Estos certificados acreditan el conjunto de competencias profesionales que capacitan para el desarrollo de una actividad laboral sin que ello constituya regulación del ejercicio profesional.

Estos certificados lo imparten los centros de formación acreditados, tienen carácter oficial y validez en todo el territorio nacional y son expedidos por el SEPE y los órganos competentes de las Comunidades Autónomas.Se obtienen a través de dos vías:

  • Superando todos los módulos que integran el certificado de profesionalidad.
  • Siguiendo los procedimientos establecidos para la evaluación y acreditación de las competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral o de vías no formales de formación.

El binomio formación y empleo

29 octubre, 2015Leave a reply

La formación tiene una incidencia determinante sobre el empleo. De hecho, el empleo perdido durante la reciente recesión económica lo ha sido mayoritariamente en ocupaciones de bajo nivel de capacitación. Entre 2007 y 2013 más de la mitad de los trabajadores que no habían superado la educación primaria perdieron su empleo, sin embargo el número de ocupados con estudios superiores se incrementó en un 2%.

Las carencias formativas tienen un impacto negativo cuantificable sobre las oportunidades de empleo de los trabajadores: las personas con menor nivel de competencias básicas están expuestas a casi el doble de probabilidades de quedar desempleadas con la pérdida económica y social que implica (Informe PIAAC).

En los últimos años los datos estadísticos indican una tasa de paro muy alta, especialmente en los jóvenes y con estudios bajos, por ejemplo más de la mitad de los desempleados no ha aprobado educación secundaria. Al mismo tiempo cuando menor formación se posea mayor es el tiempo de permanencia en el desempleo.

El nuevo marco normativo para 2016

26 octubre, 2015Leave a reply

El nuevo marco normativo intentará paliar parte de las incidencias directas de la crisis en el mercado laboral (especialmente en el colectivo de jóvenes), junto a la mayor exigencia de especialización para cubrir los empleos técnicos de cualificación media, y la demanda que el envejecimiento de la población activa tendrá en las cualificaciones necesarias para cubrir los empleos de sustitución.

También busca solucionar la coexistencia de altas tasas de paro con la escasez de oferta de mano de obra cualificada en algunos sectores u ocupaciones emergentes con elevados niveles de innovación, y el aumento del colectivo de parados de larga duración durante la reciente crisis, con la necesaria adecuación de su empleabilidad a las nuevas condiciones del mercado de trabajo.

Ante esta situación, en un entorno competitivo, con requerimientos cada vez mayores de cualificación de los trabajadores y confirmados los resultados del binomio empleo-formación, un modelo productivo de éxito exige un sistema de formación profesional para el empleo de calidad.

Ello implica un sistema de formación que acompañe a los trabajadores en su acceso, mantenimiento y retorno al empleo, así como en su capacidad de desarrollo personal y promoción profesional. Un sistema que promueva la adquisición y actualización de conocimientos, que mejore las perspectivas de empleo estable de los trabajadores, así como la ventaja competitiva de las empresas y de la economía española. Para ello, ese sistema debe anticiparse a las necesidades del tejido productivo y constituir un apoyo a la capacidad innovadora y competitiva de la empresa.

La RLT en la nueva Ley 30/2015 de Formación Continua

20 octubre, 2015Leave a reply

Las acciones formativas programadas por las empresas deberán guardar relación con la actividad empresarial. Estas acciones se desarrollarán con la flexibilidad necesaria en sus contenidos y en cuanto al momento de su impartición para atender las necesidades formativas de la empresa de manera ágil y ajustar las competencias de sus trabajadores a los requerimientos cambiantes.

La citada programación se realizará respetando el derecho de información y consulta de la representación legal de los trabajadores (RLT), a quien se deberá solicitar informe de forma preceptiva, sin perjuicio de la agilidad en el inicio y desarrollo de las acciones formativas.

Si surgieran discrepancias entre la empresa y la RLT, deberá quedar constancia escrita y motivada de las mismas. De mantenerse las discrepancias durante el plazo que se establezca reglamentariamente, estas serán objeto de examen por la correspondiente estructura paritaria, al objeto de mediar sobre las mismas, sin que ello paralice la ejecución de las acciones formativas y la correspondiente bonificación.

Se considera grave-muy grave el incumplimiento de las obligaciones relativas al derecho de información y consulta de la representación legal de los trabajadores.

Con anterioridad al inicio de la ejecución de los cursos de este año, se debe informar a la RLT todo lo relacionado con: denominación, objetivos y descripción de las acciones a desarrollar, colectivos destinatarios y número de participantes por acciones, calendario previsto de ejecución, medios pedagógicos, criterios de selección de los participantes, lugar previsto de impartición de los cursos y balance de las acciones desarrolladas el año anterior.

Asimismo, la RLT deberá emitir un informe sobre las acciones formativas a desarrollar por la empresa en el plazo de 15 días desde la recepción de la presente documentación, transcurrido el cual sin que se haya remitido el citado informe se entenderá cumplido este trámite.

El nuevo sistema de formación está al caer

16 marzo, 2015Leave a reply

En una semana se publicará el nuevo sistema de formación profesional para el empleo, aunque se tiene que pagar una peaje a los agentes sociales. El conflicto llega del lado empresarial, que rechaza frontalmente que el futuro sistema saque a las patronales (y a los sindicatos) de la ejecución de la formación de oferta. Pero en las últimas reuniones los negociadores parecen haber encontrado la solución: mantener a la patronal y a los sindicatos en el diseño de los programas nacionales de formación de oferta y retribuirles por ello.

Parece que todo está cerrado, pero falta cuantificar las retribuciones que se llevan los sindicatos y patronal. El Ejecutivo ofrece 30 millones de euros para los empresarios y otros 30 pasa los sindicatos. Si la patronal aceptara esta oferta (porque se espera que los sindicatos la acepten) Empleo podría llevar el Real Decreto al Consejo de Ministros del próximo viernes.

De este modo la patronal y sindicales seguirán formando parte de la Fundación Tripartita para laformación aunque ya no con el mismo peso que la Administración, tal y como estaba previsto desde un principio. Igualmente el Gobierno mantendrá que la patronal y los sindicatos dejen de repartirse una parte del dinero destinado a la formación de oferta para ejecutar los cursos. Así, su impartición quedará abierta a la libre concurrencia en un 100% de las subvenciones. Así, cualquier centro acreditado de formación podrá optar a la adjudicación de dichos cursos en igualdad de condiciones que los centros de las organizaciones sindicales y empresariales.

Otras novedades del nuevo modelo serán la creación de un cheque formativo para parados, que podrán elegir dónde se gastan el dinero para formarse. La Seguridad Social tendrá una cuentaindividual de cada afiliado donde se recoja la formación recibida. Y se creará una unidad especial de vigilancia que controlará el uso de estos fondos y que dependerá del Ministerio de Empleo (hasta ahora ese control lo ejercía el Servicio Público de Empleo y las autonomías)

Cursos obligatorios en Extremadura

20 febrero, 2015Leave a reply

Según el Diario Hoy.es, el caso de los cursos promovidos por la UEx y la Consejería de Fomento en el marco del decreto de 2013 de privatización de los servicios de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) presenta dos caras, una cara de tipo ético y otra de tipo procedimental. La primera es fácil de observar y reconocer. Lo que explican las informaciones que ayer y hoy viene publicando este diario puede ser un hecho excepcionalmente llamativo para cuantos no conozcan las interioridades de la gestión interna universitaria y de la administración en general. Y ello a pesar de que, por el contrario, quienes convivan con las costumbres de esas instituciones -más o menos laxas, más o menos extendidas- quizás no encuentren mayores reparos. Conviene pues acudir a la comparación y la metáfora para que el caso se entienda mejor, en toda su plenitud.

Lo que ha ocurrido con estos cursos es lo mismo que ocurriría si la Junta de Extremadura hubiese sacado un decreto para la educación obligatoria concertada en el que se requiriese una experiencia mínima para el profesorado que acabase empleado en ella; que esa experiencia mínima pudiese convalidarse gracias a unos cursillos; y que esos cursillos acabaran impartiéndolos -previo pago de los alumnos, incluidos los desempleados- los propios responsables de la Consejería de Educación que han participado en la elaboración de la norma y la concesión del concierto a cambio de, lógicamente, una jugosa cuantía económica. Es por tanto evidente que los responsables políticos de este mejunje de intereses cruzados deben actuar con diligencia, depurar responsabilidades y aplicar de inmediato cambios que refuercen las garantías de limpieza, transparencia y equidad en el ejercicio de los servicios públicos.

Ahí es precisamente donde aparece la segunda cara, la que afecta particularmente a la normalidad con la que en la universidad y la administración pueden producirse hechos como los que pormenorizan nuestras informaciones. La fiscalización interna de la gestión y uso de recursos técnicos, humanos y económicos dentro de la Universidad de Extremadura debería perfeccionarse primero normativamente, para que no haya amparo legal alguno a estas prácticas, y después ejecutivamente, situando al frente del control de estas cuestiones a personal independiente y dotado de suficientes herramientas.

El tutor de la empresa

19 febrero, 2015Leave a reply

La ley establece que la empresa tiene la obligación de designar un tutor para controlar el desarrollo de la actividad laboral. El empresario puede asumir esta función personalmente o bien puede designar a un trabajador de su plantilla para que ejerza la tutoría. En ambos casos el tutor debe tener la cualificación y/o experiencia profesional adecuada.

El tutor de empresa desempeña un papel fundamental dentro de este proceso formativo, ya que es el responsable de la programación y del seguimiento exhaustivo del adiestramiento del aprendiz o del alumno dentro de la empresa.
Además el tutor de empresa es el enlace con el tutor formativo y tiene las labores junto con éste de evaluador de los progresos de los estudiantes.

Debe ser un trabajador de la empresa que esté técnicamente cualificado para formar a los alumnos a su cargo adiestrándolos en la práctica. Sus competencias no se limitan a la formación sino también al desarrollo de la personalidad del aprendiz. El instructor ayuda a entender al alumno y lo educa para tener responsabilidad, capacidad para trabajar en equipo y solucionar problemas con eficiencia, cualificándolo para una correcta toma de decisiones.

Propuestas de los Presupuestos Generales 2015

4 enero, 2015Leave a reply

Según los Presupuestos Generales del Estado de 2015 en el Título VIII de «Cotizaciones Sociales», se señalan las bases y tipos de cotización de los distintos regímenes de la Seguridad Social. Consta de dos artículos relativos a «Bases y tipos de cotización a la Seguridad Social, Desempleo, Protección por cese de actividad, Fondo de Garantía Salarial y Formación Profesional durante el año 2015» y «Cotización a derechos pasivos y a las Mutualidades Generales de Funcionarios para el año 2015».

Se incluyen disposiciones en materia de gestión presupuestaria relativas a los préstamos y anticipos financiados con cargo a los Presupuestos Generales del Estado con la finalidad de atender al cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria y endeudamiento. Y se autoriza la incorporación de remanentes de tesorería del organismo autónomo Instituto Nacional de Administración Pública destinados a la ejecución de los Planes de formación para el Empleo asignados a dicho organismo.

Por lo que respecta al Servicio Público de Empleo Estatal, se contemplan las reglas relativas a la gestión de las acciones, medidas y programas relacionadas con la formación. De otra parte, se prevé la aplicación de los fondos provenientes de la cuota de formación profesional a la financiación de la formación profesional para el desempleo, con el objeto de impulsar y extender entre las empresas y los trabajadores una formación que responda a sus necesidades y contribuya al desarrollo de una economía basada en el conocimiento.

Competencias profesionales y Unidades de competencia

18 diciembre, 2014Leave a reply

Las competencias profesionales indican el conjunto de conocimientos y capacidades que le permiten el ejercicio de la actividad profesional conforme a las exigencias de la producción y el empleo. Por lo tanto, estas competencias pueden adquirirse mediante formación o por experiencia laboral.

El conjunto de unidades de competencia con significación para el empleo constituyen una cualificación profesional.Una persona está cualificada cuando en el desarrollo de su trabajo obtiene unos resultados que están al nivel demandado por el sistema productivo.

El modelo permite obtener una acreditación oficial con validez en todo el territorio del Estado. Además de conseguir acreditaciones que conducen a un certificado de profesionalidad o un título de formación profesional y su correspondencia entre ellos.

Por último, hacen visibles mis competencias y valora mi experiencia con la ayuda de diferentes profesionales, y promete un Plan de formación individualizado que complete o aumente mis competencias profesionales, incremente la empleabilidad y mejora de mi cualificación.

Page 1 of 512345»